Un Lujo asequible

Ads Bell's Three NunsAutor: Gregory L. Pease
Fuente Original: Affordable Luxury
Fecha de Publicación: 01 de Abril 2011

Recientemente, el valor de mercado de algunas mezclas vintage parece haberse disparado hacía impresionantes alturas. Una lata de dos onzas de una vez popular tabaco ingles ha sido vendida en una subasta en linea por más de cuatrocientos dolares, casi el doble de su precio anterior más alto y, no mucho antes, otra famosa mezcla ha sido subastada en valores similares. Según mis cálculos, 400 dolares para 2 onzas de tabaco se traducen en 20 dolares por cada fumada. Es mucho dinero, pero ¿es un precio tan extravagante como parece a primera vista? Tal vez no lo es para la persona que pagó ese monto, pero ¿qué pasa con el resto de nosotros? Vamos a echar una mirada más de cerca sobre el tema.

Por al rededor de $20 el nuevo propietario, contento (suponemos) y orgulloso de esta reliquia de relativa antigüedad, puede pasar cerca de una hora en sueños felices, disfrutando de algo de otra época, evocando viejos recuerdos, o tal vez pensando en los buenos tiempos de antaño. Tal vez su placer reside en la sensación de estar presenciando algo verdaderamente raro al fumarlo, o tal vez goza de ese tabaco por lo que en el fondo es, una buena fumada. Puede compartir su logro con sus afortunados amigos de pipa, o puede disfrutar de ello en la intimidad de su despacho. Sea cual sea la circunstancia, debemos esperar que disfrute de ese tabaco plenamente, y que su dinero haya sido gastado en algo que realmente merecía la pena.

Por desgracia, no todo el mundo da la bienvenida a ese tipo de noticias con la oportuna gracia. Algunos, en los foros en linea, se confiesan trastornados en leer de semejantes adquisiciones y apodan tales compradores, por lo general en mensajes más o menos privados, con adjetivos muy a menudo lamentables, y eso debería realmente darles vergüenza. Acusaciones de la peor clase de elitismo son planteadas por los que opinan que es absurdo pagar tal monto de dinero para vivir una experiencia que no justifica un precio tan exagerado por lo que en fondo es solo una lata de tabaco y, por lo que importa, mejor sería gastar esa cantidad en una hamburguesa diaria durante mucho tiempo. Tal vez esa gente no sabe de lo que se está perdiendo, o tal vez no le interesa, pero… ¿por qué volcar palabras tan agrias sobre la buena suerte ajena?

Ads Barney's The Ideal TobaccoLa mayoría de nosotros, supongo, no estamos en condiciones de pagar esos precios astronómicos para esas latas raras y antiguas pero, pensando en aquellos que son bendecidos con tales posibilidades, yo les diría… ¡Bravo! y… ¿Puedo ser tu amigo?

He tenido más de una oportunidad de compartir algunas de esas antiguas joyas, por una combinación entre la generosidad ajena y mi sed obsesiva de acumular tabacos. (Yo a eso le llamo coleccionar, pero algún psiquiatra le definiría como TAD, es decir Desorden de Acaparamiento de Tabacos). Me gustaría afirmar que tuve un profético golpe de brillantez, cuando por primera vez me he tomado eso de las pipas muy en serio, al decidir embodegar, para añejarlos, los tabacos que más me gustaban, pero la única buena decisión que puedo honestamente reclamar es que, al iniciarme en este camino, he escuchado con atención los sabios consejos de algún amigo mucho más experto que yo, como muchas veces he mencionado en mis anteriores columnas, y esa ha sido una lección bien aprendida.

El punto al rededor del cual estoy girando es que hay algo realmente especial y maravilloso en esos tabacos antiguos. Ya sea en el propio tabaco en sí o en algo menos tangible, la cuestión es muy interesante. Los tabacos evolucionan drásticamente con el pasar del tiempo, los cambios más significativos se muestran en la marca de los cinco años y hay muchos que encuentran nuevos matices al fumar esas latas que han pacientemente añejado. La mayoría de las viejas marcas, ya sea porque simplemente son demasiado antiguas y han desaparecido del mercado hace años o incluso hace décadas, o sea porque han cambiado de fabricante o tal vez ha sido modificada su formula originaria, están disponibles unicamente como vintage. Por supuesto, hay quienes piensan que los tabacos, sobre todo las mixturas, se disfrutan mejor cuando jóvenes, que el Latakia contenido en ellas se torna plano, perdiendo su encanto, después de haber descansado demasiados años en la lata, y que tan solo los Virginias poseen piernas suficientemente fuertes como para aguantar el camino de las décadas, mientras hay otros que aprecian más los tabacos cuando añejos, precisamente por el efecto que el tiempo produce al madurarlos. (Mucho depende de la mezcla en sí, pero rara vez me ha sucedido de tener que considerar como pasada una mezcla añejada). Diferentes caballos para distintas carreras, y sea cual sea la razón detrás de bastidores, muchos de nosotros disfrutamos de las latas añejas.

Ads Balkan SobraniePero… ¿Qué pasa con estos precios? Es probable que la mayoría de nosotros percibimos como demasiado caras esas latas vintage en las subastas recientes, en comparación con el costo de las mezclas actuales. Una lata de 2 onzas (o 50 gramos) incluso de las marcas más caras, se vende hoy en día (en los EE.UU.) por menos de una sola carga de aquella mezcla, así que, sí, ese precio, pagado en esa subasta de los records, parece realmente exorbitante. Sin embargo, ¿son $20, para una carga de humo añejo, un precio realmente alto a pagar para tal sublime experiencia? Esos veinte pavos se podrían más bien gastar en un par de Martini en un bar a la moda o en comprar una botella de vino decente. Cenar afuera, en la mayoría de las ciudades, en cambio costaría mucho más. Y, cada vez que entro en un humidor de algún estanco local, estoy sorprendido por ver como un solo puro puede rozar o incluso superar ese precio y por observar cuanta gente está feliz de abrir su billetera para pagarle al hombre detrás del mostrador. La verdadera diferencia es que esos eventos son más o menos repetibles mientras que una vez que aquella lata de tabaco añejo se acabó, se acabó.

Según este ultimo enfoque, la experiencia de los tabacos añejos resulta ser relativamente barata. De vez en cuando echo un vistazo a las subastas de algunos vinos que no puedo ni siquiera imaginarme en comprar, y me siento a menudo abofeteado por los precios de venta. Ni siquiera hace falta mirar las botellas más antiguas, algunos vinos Bordeaux Premier Cru de la cosecha 2009 han alcanzado subastas de más de $1.000 dolares por botella. Esto es solo el principio, y hay gente que paga por ellos. Los precios de los ejemplares más antiguos pueden ir incluso más lejos, con botellas de las mejores cosechas que pueden alcanzar subastas diez o hasta cien veces mayores de esa cantidad. En comparación, aquellos $400 dolares por 20 cargas de felicidad no parecen tan terriblemente extravagantes. Está bien, lo admito, me estoy justificando a mi mismo, pero incluso a esos precios, y todo indica que seguirán subiendo por los tabacos de alta demanda, fumar en pipa resulta ser aún una relativa ganga.

Ads Copes Escudo Navy De LuxeSin embargo, gastarse $400 dolares de una sola vez en una lata de tabaco, aunque vaya a ser disfrutada a lo largo de un año, no es algo que la mayoría de nosotros pueda justificar o costear. Por lo tanto, nos resignamos a fumar lo que el mercado nos ofrece actualmente, y embodegamos las latas que más amamos para que, algún día, después que el tiempo ha operado su magia, nos proporcionen un poco del mismo placer de esas blasonadas mezclas de antaño que unos pocos afortunados pueden comprar hoy sin tener que añejarlas ellos mismos. Gratificación atrasada, en su máxima expresión. Afortunadamente, no es algo dificultoso, tenemos algunos gran tabacos a disposición y podemos disfrutar de ellos mientras vamos construyendo gradualmente nuestra bodega de tabacos vintage.

No fumo mis tabacos añejos a diario, como no destapo vinos de reserva con la cena de todos los días. Hay maravillosos vinos de mesa que apaciguan mi conciencia mientras me proporcionan algo delicioso para compartir con los amigos y reservo las mejores botellas para momentos especiales con comidas especiales. Con los tabacos, también, hay algunos que son mis compañeros diarios y hay algunas latas polvorosas en mi bodega que reservo para ocasiones especiales. (Aunque, a veces, me pincha la idea que estoy abriendo algo, que he comprado originariamente por $3 dolares, que podría vender sin abrir por cientos de dolares).

Ads Player's Navy CutCon esa idea en mente, comentamos los precios de las mezclas contemporáneas. No puede pasarse por alto que el costo de producción de nuestras amadas hojas es más alto hoy de lo que jamás ha sido y, por desgracia, está destinado a subir. Sin embargo, todavía contamos con un abanico de tabacos, e incluso los más caros tienen un precio por debajo de $1 dolar por carga, por una placentera hora de fumada, e incluso hay un montón de buenas opciones por debajo de los 20 centavos de dolar, el 1% del costo de ese tabaco de los records. Es todavía un buen momento para ser un fumador de pipa, partícipe de uno de los últimos lujos asequibles de la vida.

Así, la próxima vez que sacudirás la cabeza, leyendo un nuevo precio record pagado para una lata de tabaco en un sitio de subastas, piensa un poco sobre lo que hemos argumentado. No importa que tan a menudo podemos fumar nuestro tabaco, que venga en una bolsa de plástico del estanco local, o que lo hayamos sacado de nuestra bodega de latas añejas, siempre lo hacemos por el disfrute que nos brinda. Y, si no todo el tiempo, deberíamos tomarnos de vez en cuando un momento para reflexionar, en compañía de nuestro brezo preferido, sobre la larga historia de nuestro gentil arte, para apreciar más profundamente lo que tenemos, pensando en que y quien hizo y hace posible que podamos seguir en nuestro camino lleno de humo.

Tu turno.

Nota sobre el Autor: Gregory L. Pease es considerado un experto de fama mundial en materia de tabacos. Es el maestro mezclador de la famosa marca que lleva su nombre y además de las mezclas Two Friends, juntos con Craig Tarler (de la casa Cornell & Diehl). En el pasado produjo otras mezclas famosas, bajo la marca Friedman & Pease.

(Traducción autorizada por PipesMagazine.com, las fotos provienen de mi Colección de Publicidad de antaño, hacer click para agrandar las miniaturas)

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s